Ediciones disponiblesCerrar ventana
« Sala de prensa global
Cerrar ventana

Los mormones y la práctica del diezmo

Escrito por Michael Otterson Director de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a nivel mundial.

En mayo de 1899, un caballero de 85 años, frágil, de apariencia gentil, de cabello blanco y barba larga, subió lentamente al púlpito en el sur de Utah preparado para dirigirse a la congregación.

Un año antes, Lorenzo Snow se había convertido en Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en momentos en que la iglesia estaba profundamente endeudada. Los efectos del discurso que él estaba a punto de anunciar harían eco a través del siglo XX y más allá.

A menudo, los mormones habían experimentado la pobreza en su corta historia de 70 años. A medida que buscaban un lugar donde establecerse y convocar a los suyos, se vieron obligados a abandonar sus comunidades una y otra vez, abandonando hogares y pertenencias. Desde Ohio hasta Missouri y luego a Illinois, tuvieron que soportar las hostiles chusmas hasta que finalmente resistieron la caminata de 1,100 millas a través de las llanuras de América a un lugar seguro en las Montañas Rocosas. Algunos demasiado pobres para comprar los carromatos (carros de mano tirados durante todo el camino) murieron en esos senderos que parecían interminables.

En 1899 la iglesia había establecido un punto de apoyo en el oeste medio de la montaña, y sus números habían aumentado a más de un cuarto de millón. Sin embargo, muchos de ellos aun se ganaban la vida en las comunidades rurales, y los recursos de la iglesia estaban agotados.

El discurso de Lorenzo Snow en la ciudad pionera de San George les recordó que el antiguo principio bíblico del diezmo se había descuidado en la iglesia, y les invitó a pagar el diezmo y ayudar a sacar a la iglesia de su endeudamiento. Snow se había dado cuenta tanto como cualquier otro, que la iglesia nunca podría cumplir adecuadamente con su misión de predicar el evangelio y bendecir la vida de millones mientras trabajaba bajo una carga por la deuda.

No mucho después Snow murió, pero los miembros de la iglesia de todas partes respondieron a su solicitud y en pocos años la iglesia se había ganado una posición económica firme. El discurso de Snow se ha convertido en parte de la tradición mormona, y el principio del diezmo se volvió la base económica de la iglesia. Incluso hoy en día, la gran mayoría de los ingresos de la Iglesia provienen de las contribuciones de esos miembros.

Por supuesto, el diezmo no es exclusivo de los mormones. Muchas iglesias lo practican de una forma u otra. La observancia judía del diezmo es muy antigua en las comunidades cristianas. Pero en la práctica mormona se entiende que la donación es "una décima parte de nuestros ingresos" al servicio de Dios. Al final del libro de Malaquías, el profeta del Antiguo Testamento, escribió: 

"Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa, y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. "(Malaquías 3:10).

El principio es simple de entender y llevar a cabo. Cada miembro, sabiendo su responsabilidad ante Dios, decide por sí mismo lo que "una décima parte de sus ingresos" significa, cuándo y cómo pagarlo. Para las personas con salarios normales, por lo general es una décima parte de sus ingresos y paga semanalmente o mensualmente. Se trata de un sistema de honor que funciona muy bien, porque cada miembro tiene un sentido de consagrar una parte de sus recursos a la obra de Dios. Ya que toda la Iglesia depende de sus miembros para apoyar a sus ministros laicos y ofrecer un servicio en un sinfín de formas, pagar el diezmo no es más que otra afirmación privada pero tangible de ese espíritu de sacrificio.

Un ex presidente de la Iglesia, Gordon B. Hinckley , señaló que el plan del Señor para la financiación de la iglesia está sintetizado en sólo 35 palabras en las escrituras modernas. "¡Qué contraste con los códigos tributarios complicados, complejos y difíciles, promulgados e impuestos por los gobiernos!", señaló, y agregó: "Sabemos que estos fondos son sagrados. Tenemos una responsabilidad decisiva de usarlos con cuidado y prudencia/sabiduría.... Yo conservo en el estante de mi oficina ese genuino óbolo de la viuda.... Lo guardo como un recordatorio del sacrificio que representa, se trata de la consagración de la viuda, así como la ofrenda de los ricos. "           

Los diezmos son utilizados por la Iglesia de muchas maneras. Hay cerca de 30.000 congregaciones en todo el mundo, y simplemente se les proporcionan los edificios en donde se reúnen y los salones para enseñar, en ello se absorbe una gran parte de los ingresos de la iglesia. Los programas educativos incluyendo las universidades que son propiedad de la iglesia, también requieren financiación, al igual que muchos otros programas en todo el mundo.

Además de sus diezmos, los miembros más fieles hacen otras contribuciones voluntarias para la ayuda humanitaria y en la "ofrenda de ayuno" mensual. Las ofrendas de ayuno son el resultado de un ayuno de dos comidas sucesivas en el primer domingo de cada mes, donando el costo de las comidas. Después, los obispos locales utilizan esos fondos para ayudar a los pobres y necesitados.

Al final, el diezmo y las otras ofrendas económicas son menos un asunto financiero y más una actitud personal y un compromiso. Es difícil pagar el diezmo y ser egoísta al mismo tiempo. Para los millones de personas que participan, hay algo en el acto de entrega voluntaria que es de modo innato enriquecedor para el alma humana.

Categorías del Blog

Archivos del Blog

Acerca de

Este blog es dirigido y escrito por el personal del Departamento de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La información de este blog es fiable y precisa, pero no necesariamente debe ser visto como declaraciones oficiales de la Iglesia. El propósito de este blog es proporcionar a los periodistas, bloggers, y el público con un contexto adicional e información sobre temas de interés público relacionados con la Iglesia. Para comunicados de prensa y declaraciones oficiales de la Iglesia, visite SaladePrensaMormona.org.mx

Categorías del Blog