Nota de prensa

¿Qué ceremonias se realizan en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días?

Los templos son un lugar muy especial y sagrado para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, por lo que no suelen hablar sobre las actividades que se realizan en el interior. Sin embargo, esto no es un secreto. Existen tres ceremonias principales que tienen lugar en los templos: bautismos por inmersión, investiduras y sellamientos.

¿Por qué son tan especiales los templos?

Los templos son especiales para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días debido a que son casas de Dios. En cada entrada principal se puede encontrar la frase escrita “Santidad al Señor – La casa del Señor”.

Las ceremonias que ocurren en el interior únicamente se pueden realizar en templos, no en edificios propiedad de la Iglesia. Se les conoce también por el nombre de ordenanzas y son ceremonias religiosas que se realizan de acuerdo con la ley de Dios y por la autoridad del sacerdocio, que es el poder de Dios sobre la tierra.

Básicamente, estas ordenanzas deben hacerse de la manera que Dios ha establecido y solo
pueden ser realizadas por personas que Dios ha elegido como dignas de actuar en su nombre.

Cuando un templo se construye por primera vez, se abre al público en general un periodo llamado “puertas abiertas” para que cualquiera entre, recorra las habitaciones y vea los muebles y las obras de arte.

Una vez concluido el programa de puertas abiertas, que suele durar unas pocas semanas, el
templo es dedicado por un profeta o apóstol y después de ello, solo los miembros dignos de la
Iglesia pueden entrar. El acceso lo pueden hacer a través de una tarjeta, que les es otorgada,
llamada recomendación para el templo.

     

 Bautismo por inmersión o bautismo por los muertos

Jesucristo enseñó que el bautismo es esencial para aquellos que quieren seguir y regresar con
nuestro Padre Celestial después de esta vida. Entonces, ¿qué les sucede a todas las personas que
trabajaron arduamente para vivir una buena vida, pero no conocían sobre la importancia del
bautismo antes de morir, o quienes fueron bautizados sin la autoridad adecuada? Estas personas
necesitan participar en la ordenanza del bautismo y lo hacen a través de una inmersión.

  

Una inmersión es una persona que representa a otra que no puede estar físicamente presente.

Hombres y mujeres mayores de 12 años pueden presentarse como representantes de familiares
fallecidos y ser bautizados en su nombre, ceremonia que únicamente puede tener lugar en los
templos. Los bautizos celebrados en ríos, lagos, o piscinas son aceptables solamente para los vivos.

Asimismo, la Biblia enseña que todas las personas tienen derecho a elegir y los miembros de la
Iglesia creen que el derecho continúa después de la muerte. Por lo tanto, los espíritus pueden
elegir aceptar o rechazar su bautismo por inmersión.

Investidura del templo

La palabra investidura significa “un don”, por lo que la investidura del templo es literalmente el
don de Dios por el cual confiere bendiciones a los miembros de la Iglesia que eligen seguirlo. La
investidura solo se puede recibir a Su manera y en Su santo templo. Algunos de los dones que
recibimos mediante la investidura del templo incluyen.

1. Mayor conocimiento sobre los propósitos y enseñanzas de Jesucristo.
2. Poder para hacer todo lo que Dios quiere que hagamos.
3. Guía y protección divinas al servir al Señor, nuestras familias y los demás.
4. Mayor esperanza, consuelo y paz.
5. Bendiciones prometidas en esta vida y la venidera.

Los miembros de al menos 18 años, pueden considerar ir al templo para recibir su investidura.
Mientras tanto, los líderes de la Iglesia tienen la encomienda de alentar a los miembros a ser
devotos y serios al decidir el momento adecuado para hacerlo. No hay una edad específica en la
que un miembro de la Iglesia deba recibir la investidura, pero es un requisito para ser misionero o misionera de tiempo completo para la Iglesia, así como para casarse en un templo.

Sellamiento en el templo

Esta es otra forma de llamarle a los matrimonios en el templo, aunque hay una diferencia muy
importante entre un matrimonio civil tradicional y uno realizado en un templo: la autoridad del
sacerdocio. El cual permite que los matrimonios realizados en templos duren no solo “hasta que la
muerte los separe”, sino para siempre, por toda la eternidad. El matrimonio es una parte central
del plan de Dios para Sus hijos y es por ello que Él permite que continúen más allá de la muerte, si
se hacen de manera adecuada en un templo.

El poder del sellamiento le permite a Dios unir a esposos y esposas en esta vida y permanecer
casados después de la muerte. Además, se extiende a los niños que nazcan en una familia donde la madre y el padre han sido sellados en el templo, es decir, serán vinculados a esa familia para
siempre. Lo mismo ocurre con los niños traídos a una familia a través de la adopción, pero para
este caso, se deberá realizar una ordenanza separada en el templo una vez que finalice la
adopción y se hayan cumplido todos los requisitos civiles.

Los sellamientos en el templo son un recordatorio constante de que las familias son fundamentales para el plan de Dios y para nuestra felicidad aquí y en la eternidad. Brindan paz y esperan que las familias puedan estar juntas para siempre.

   

 ¿Cuál es la importancia?

Las ceremonias u ordenanzas que se realizan en los templos son una parte esencial del progreso
que cada persona necesita para regresar a Dios después de esta vida. Junto con cada ordenanza
esencial, hay un compromiso que el individuo hace con Dios, prometiéndose hacer su parte para
recibir las bendiciones que Dios les promete.

Recursos adicionales:
Haz clic aquí para obtener más información sobre los bautismos por los muertos.
Haz clic aquí para ver un video sobre el bautismo por los muertos.
Haz clic aquí para obtener más información sobre la investidura en el templo.
Haz clic aquí para obtener más información sobre los sellamientos en el templo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.