Noticia

Se celebra el primer “Día Internacional de la Niña"

El pasado 11 de octubre se celebró el primer “Día de la Niña”, estipulado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se enfocó a terminar con el matrimonio infantil. En México, durante el 2010, el INEGI reportó 362,581 adolescentes de entre 12 y 17 años que estaban casadas, vivían en unión libre, divorciadas, separadas o viudas.

De acuerdo con el secretario general de la ONU, Ban Kimoon, el matrimonio prematuro priva a las niñas de oportunidades. Pone en peligro su salud, aumenta su exposición a la violencia y los abusos. Destacó que si la madre es menor de 18 años, el riesgo de que el hijo muera durante el primer año de vida es 60 veces mayor que el riesgo de un niño cuya madre tenga más de 19 años.

El pasado sábado 6 de octubre , durante la celebracion de la Conferencia General 182 el elder Dallin H. Oaks del quorum de los doce apostoles de La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se dirijió a todas las personas de fe religiosa y a aquellos cuyo sistema de valores los lleva a subordinar sus propias necesidades, por el bienestar de los niños.

En su discurso el elder Dallin H. Oaks  declaro que “Los niños son muy vulnerables. Tienen poco o ningún poder para protegerse o asegurar su sustento, y poca influencia en lo mucho que es vital para su bienestar. Los niños necesitan que otros hablen por ellos, y necesitan personas que tomen decisiones poniendo el bienestar de ellos por delante de los intereses egoístas de los adultos”.

Según Juan Martín Pérez García, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), el 80% de la población adolescente de 12 a 17 años no soltera es niña, y afirma que durante el 2010 el porcentaje de madres adolescentes entre 15 y 17 años fue de 204,000 lo que representa 6.1% de la población femenina en ese rango de edad.

Las Naciones Unidas indica que las niñas con bajos niveles de escolaridad tienen más probabilidades de contraer matrimonio a una edad temprana y se ha demostrado que el matrimonio en la infancia prácticamente significa el fin de la educación de las niñas. Por el contrario, las niñas que han recibido una educación secundaria tienen hasta seis veces menos probabilidades de casarse en la infancia

Pero el matrimonio infantil no es la única preocupación, ya que la trata de personas, el crimen organizado y el suicido están registrando entre sus victimas fatales a las niñas. Los datos de Redim nos enfrentan a esta violenta realidad:

  • Se ha duplicado la participación de niñas en delitos de orden federal, el 34% de las niñas asociadas al crimen organizado es por posesión de drogas 12% por posesión de armas de fuego y explosivos.
  • En cuanto a la trata de personas, el director de Redim comentó “se ha notado el incremento de mujeres adolescentes en todo el pais, particularmente en los estados del norte, es para nosotros muy preocupante no contar con información oficial y que el general estas desapariciones queden en el olvido y que no tengamos certeza de qué sucedió con ellas”.
  • En el 2010 se reportaron 76 homicidios de niñas. Juan Martín Pérez García comenta que, “Hay tres motivos centrales que se asocian a estos suicidios; el primero de estos es el abuso sexual, otro es la violencia en las escuelas (bulling) y la frustración de sus proyectos de vida, cuando se sineten reducidas en sus redes sociales”.

En su mensaje el elder Dallin H. Oaks citó un informe de las Naciones Unidas en el que se estima que más de dos millones de niños son victimizados cada año por medio de la prostitución y la pornografía. Además declaró que uno de los abusos más graves a los niños es negarles su nacimiento.

Una de las causas de la disminución de la tasa de natalidad es la práctica del aborto. A nivel mundial, se estima que existen más de 40 millones de abortos por año. Muchas leyes permiten e incluso promueven el aborto, pero para nosotros esto es un gran mal. Otros abusos a los niños que se dan durante el embarazo son los daños fetales que derivan de una inadecuada nutrición de la madre o del consumo de drogas.

Existe una trágica ironía en la multitud de niños lesionados o eliminados antes de nacer, mientras que una multitud de parejas infértiles anhelan y procuran adoptar un bebé.

Los abusos infantiles o el abandono de niños que ocurren después del nacimiento son más visibles públicamente. A nivel mundial, casi ocho millones de niños mueren antes de cumplir los cinco años, la mayoría por enfermedades tanto tratables como prevenibles; y la Organización Mundial de la Salud informa que uno de cada cuatro niños no se desarrolla como debe en su crecimiento, tanto mental como físico, debido a una inadecuada nutrición. Al vivir y viajar a otros países, nosotros, los líderes de la Iglesia, vemos mucho de eso.

Si tenemos en cuenta los peligros de los que los niños deben ser protegidos, también debemos incluir el abuso psicológico. Los padres u otros cuidadores, los maestros o compañeros que degraden, intimiden o humillen a los niños o a los jóvenes, pueden ocasionar un daño más permanente que una lesión física. Hacer que un niño o joven se sienta sin valor, con falta de amor o no deseado, puede causar una herida grave y de larga duración en su bienestar emocional y en su desarrollo. Los jóvenes que sufren una condición excepcional, incluso la atracción hacia el mismo sexo, son particularmente vulnerables y necesitan una amorosa comprensión, y no la intimidación ni la exclusión.

Con la ayuda del Señor, podemos arrepentirnos y cambiar, y ser más afectuoso y atentos con los niños, tanto con los nuestros como con los que nos rodean”.

El día de la niña surge para hacer conciencia de esta realidad.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.