Nota de prensa

Son una luz para México y el mundo, dice Élder Ulisses Soares a víctimas de violencia en el país

Élder Soares, miembro del Quórum de los Doces Apóstoles, invita a víctimas de la violencia a entregar su sufrimiento a Jesucristo y les bendice para que puedan perdonar a quienes les han causado dolor

 

El Élder Ulisses Soares, miembro del Quórum de los Doces Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se reunió este jueves 14 de noviembre con familias que han sido víctimas de la violencia en México a quienes invitó a entregar su sufrimiento a Jesucristo y dio una bendición para perdonar a quienes les han causado dolor.

En el Centro para Visitantes, contiguo al Templo de la Iglesia en la Ciudad de México, Élder Ulisses Soares, acompañado de la Presidencia del Área México, integrada por Élder Arnulfo Valenzuela, Rafael E. Pino y John C. Pingree Jr., conoció a la familia de Aideé la joven que murió en abril pasado de un disparo en su salón de clases en el CCH Oriente; también a familias de Zacatecas, Hidalgo, Querétaro, Puebla y el Estado de México que han sido víctimas de secuestros, feminicidios y homicidios.

"Ustedes son luces para el mundo, son luces para estos miembros (de la Iglesia de Jesucristo) que viven aquí en México; ellos pueden mirarlos y saber que ustedes son Santos verdaderos, que pueden seguir sus ejemplos. A veces los sufrimientos llegan a nuestra vida para ayudar a otros, para que puedan sentir que podemos vencer nuestros pequeños desafíos", dijo el Élder Soares a varias familias que son parte de la Iglesia de Jesucristo.

"Hoy salgo de aquí más fuerte, con más coraje, con más deseo de ser como ustedes, de ser mejor, de servirle mejor a Dios y de ser un hombre más valiente ante mis dificultades que son pequeñas comparadas a las suyas, salgo de aquí con su ejemplo de corazón; gracias por ser como son, gracias por inspirarme, gracias por ayudarme a ver que Dios me quiere y los quiere a ustedes y que el sacrificio del Señor Jesucristo es para todos nosotros, gracias por enseñarme esto", dijo el Élder entre lágrimas.

"Les bendigo con salud, les bendigo con amor, les bendigo con el don del perdón, les bendigo con el don de la fe, les bendigo con el don de paciencia y con el don de sabiduría y con el don de ayudar a otros a sentir el amor de Dios a través de su sufrimiento", dijo el Élder quien realiza su primer visita a México como Apóstol de la Iglesia.

El Élder Soares dijo a las familias que el Presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, sabía de la reunión que sostendría con un grupo de Santos de los Últimos Días que han pasado por dolor en México, a quienes envío su amor y oraciones.

Los nombres de cada uno, indicó el Élder Soares, serán compartidos con la Primera Presidencia de la Iglesia y el Quórum de los Doce Apóstoles para unirse en oración por sus familias.

El Apóstol dijo a las familias que las pruebas vienen de maneras distintas y que de una u otra forma todos experimentamos dolor y sufrimiento en nuestra experiencia de vida en este mundo.

El Élder Soares compartió que en un periodo de dos años murió su papá mientras servia en una misión; también dos de sus hermanos, quienes dejaron hijos pequeños; y dos de sus hijos quienes murieron siendo recién nacidos.

"Aprendí a través de las propias experiencias en nuestra vida que la sanación viene en el camino del Señor", dijo. "Ustedes fueron bendecidos con habilidades especiales y fuerzas que otros no tienen; son capaces de salir adelante siguiendo el ejemplo de Jesucristo".

"Los invito a que podamos nosotros transferir nuestras cargas al Señor Jesucristo porque Él sufrió por esto también; no solo por los pecados de la humanidad sino también por todos los sufrimientos que pasamos", dijo.

Al inicio del encuentro, el Élder Arnulfo Valenzuela, miembro de la Presidencia del Área México, dijo a las familias "nuestros corazones también lloran; yo quiero recordarles del gran plan de Dios para sus hijos, Él nos conoce inclusive antes de nacer en esta vida. Él sabe quiénes somos y sabe cuan dispuestos estuvimos de aceptar su plan. Antes de venir a este mundo y sabíamos que no sería fácil, también recibimos con alegría que Él enviaría un Salvador a este mundo para ayudarnos en nuestro pasar en esta vida, especialmente en momentos difíciles como es el caso de ustedes que han enfrentado pruebas complicadas".

​Al terminar la reunión, el Élder Soares pidió a las familias la oportunidad de poder saludar y abrazar personalmente a cada uno. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.