Nota de prensa

Iglesia de Jesucristo agradece al gobierno de Mali por el reconocimiento formal

El reconocimiento oficial que otorga el Gobierno de Mali, permitirá a la Iglesia ministrar mejor a sus miembros y que misioneros puedan servir en el país

 

El gobierno de Mali otorgó a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días el reconocimiento oficial que le permite ministrar mejor a sus miembros y que los misioneros sean llamados a servir. Actualmente hay cuatro misioneros de tiempo completo de la Iglesia que sirven en Bamako, la capital del país ubicado en África occidental. 

El reconocimiento también permite que el Evangelio de Jesucristo se enseñe a todos los ciudadanos malienses, independientemente de su afiliación religiosa.

En una ceremonia celebrada el pasado 12 de septiembre en Bamako, líderes religiosos de la Iglesia y comunitarios se unieron con dignatarios del gobierno y periodistas nacionales para agradecer el reconocimiento oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como una asociación religiosa en Mali.

El élder Marcus B. Nash, de los Setenta y Presidente del Área África Occidental, habló sobre la contribución que brindarán los Santos de los Últimos Días en Malí. “En el fondo, (los miembros de) La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días buscan vivir de acuerdo con las siguientes palabras: 'Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, poder, mente y fuerza'. Ese es el primer y gran mandamiento. El segundo es como: 'Amarás a tu prójimo como a ti mismo'. Realmente creemos en esas palabras".

El élder Nash se reunió por primera vez con la oficina del Ministerio de Religión en Bamako el 22 de enero de 2019, donde recibió la noticia del reconocimiento oficial de la Iglesia y tuvo la oportunidad de expresar su agradecimiento al gobierno de Malí en nombre de la Primera Presidencia.

En la ceremonia, el Ministro de Actividades Religiosas, Daniel Thera, dijo: “No estamos cerrados. Malí es un país abierto para todas las religiones".

"Fue un día histórico y memorable para la gente de Mali y para los Santos de los Últimos Días en general, pero (especialmente) para los Santos en Mali", dijo Yeah Samake, un Santo de los Últimos Días y excandidato a la presidencia del país en 2013.

Samake, quien también se desempeñó como Embajador de Mali en la India, agregó: “Somos personas amorosas y afectuosas. Los musulmanes son muy tolerantes, pero nuestra constitución es secular. Todas las religiones son bienvenidas en Mali, y todos los musulmanes son bienvenidos para adorar a cualquier dios que les parezca”.

"Tuve la suerte de comenzar a venir a Mali antes de que la Iglesia se organizara aquí", compartió el élder Nash. "Y tengo algunas personas a las que he llegado a amar profundamente".

Mali es un país de 18 millones de personas donde hay alrededor de 50 familias de Santos de los Últimos Días. 

El élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles, dedicó a Mali las bendiciones del Evangelio de la Iglesia restaurada de Jesucristo en 2017. Ese año, se organizó la primera congregación en Bamako. Hoy, 68 miembros afirman ser miembros de la Iglesia. Hay dos estacas (similares a una diócesis) y centros de reuniones.

En los últimos años, la Iglesia ha proporcionado 4,3 millones de dólares en ayuda humanitaria a los residentes en Mali, incluida asistencia para mejorar la salud; ayudando a las personas sin hogar, incluidos los refugiados; y auxilio en desastres. El élder Nash dijo: "Y de una manera tranquila pero significativa, continuaremos ayudando".

Mali se une a Senegal y Guinea como los países africanos que más recientemente han dado la bienvenida a la Iglesia. La Iglesia también está oficialmente reconocida en los siguientes países en el Área de África Occidental: Benin, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Nigeria, Sierra Leona y Togo.

La Iglesia ha experimentado un crecimiento en África en las últimas décadas, donde la membresía de la Iglesia ha crecido de unos pocos Santos de los Últimos Días en la década de 1970 a poco más de 650 mil miembros hoy en día en casi 2 mil 300 estacas. 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una organización mundial con más de 16 millones de miembros reunidos en más de 30 mil estacas, con materiales publicados en 188 idiomas.

"Cada vez más personas vendrán, preguntarán y se preguntarán de qué se trata esta Iglesia", dijo el élder Nash. “Todo comienza con el amor que tienen por Dios y luego el amor que nos tenemos el uno al otro. Nos sentimos honrados de estar aquí".

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.