Noticia

Más del 70% de los jóvenes mormones trabajan o estudian

El pasado domingo 19 de agosto se aplicó a un grupo de jóvenes miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días una encuesta para evaluar el nivel laboral ante datos que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) arrojó a principios del mes.

La Organización Internacional de Trabajo reportó que en América Latina existen siete millones de jóvenes desempleados, de los cuales el 21.4% son mexicanos. Estos datos fueron comparados en la publicación del 13 de agosto del periódico Milenio, con un estudio de la UNAM, en el que se señala que actualmente un millón y medio de mexicanos, de entre los 15 y 29 años de edad, se encuentran desempleados.

Como parte de los resultados que se dieron a conocer, se realizó una encuesta a un grupo de jóvenes mormones pertenecientes a Instituto Aragón; dicho instituto es una parte segmentada de la Ciudad de México la cual abarca las zonas de Moctezuma, Anáhuac, Vergel, Centenario y la Villa; en este instituto se enseña a jóvenes entre los 18 y 30 años de edad educación religiosa en cursos como “El libro de mormón”, “Antiguo Testamento”, “Nuevo testamento”… entre otros.

Dentro de la Iglesia, se ha procurado fomentar el trabajo y la educación. En el año 2001 el Presidente de la Iglesia en ese momento, Gordon B. Hinckey, dio el anuncio durante una conferencia general de una “audaz iniciativa” destinada ayudar a los jóvenes de las áreas en vías de desarrollo a “salir de la pobreza que tanto ellos como sus antecesores han conocido”, es decir el “El Fondo Perpetuo para la Educación”.

El presidente habló también un poco de los jóvenes que tienen una gran capacidad pero pocas oportunidades."Creo que el Señor no desea ver a los de Su pueblo condenados a vivir en la pobreza. Creo que El desea que los fieles disfruten de las cosas buenas de la tierra. En una tentativa por remediar esa falta de oportunidades, proponemos un plan que creemos ha sido inspirado por el Señor”, mencionó de igual manera el presidente Hinckley que la educación es la clave de la oportunidad.

El programa del Fondo Perpetuo sigue antiguo modelo del Fondo Perpetuo para la Emigración, que ayudó a más de los primeros treinta mil miembros de la Iglesia a viajar hasta el valle del Lago Salado desde Europa durante la segunda mitad del siglo XIX.

Dicho programa se financia con las aportaciones económicas de miembros de la Iglesia y de otras personas que apoyan la finalidad del programa. Es un recurso renovable por el que se presta dinero a una persona para ayudarla a costearse su formación o estudios avanzados. Una vez que el estudiante ha obtenido su diploma y está trabajando, devuelve el dinero con una tasa de interés reducida.

De igual manera así como se ayuda a los jóvenes a progresar en su educación, se les ayuda a que puedan encontrar trabajo. Actualmente existen servicios de recursos de Empleo SUD (Santos de los Últimos Días), en los cuales se les ayuda a los miembros a poder encontrar trabajo, poder ser autosuficientes e incluso para poder dar una mejor presentación laboral en entrevistas o en sus propios trabajos. Estos servicios se da a través de un sitio web y en oficinas que se encuentran en distintas partes de la Republica Mexicana y de América Latina.

 

 

 

 

 

 

 


 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.