Nota de prensa

La Iglesia anuncia una extensa remodelación del Templo de Hong Kong

El Templo Hong Kong, China, cerró sus puertas el pasado 8 de julio para ser sometido a una importante renovación que concluirá hasta 2022

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días informa nuevos detalles sobre la remodelación del Templo de Hong Kong, China.

El templo cerró el 8 de julio de 2019 para someterse a una extensa renovación de sus sistemas mecánicos, eléctricos, de calefacción y de plomería. Se espera que permanezca cerrado hasta 2022, cuando el templo será dedicado nuevamente después de una jornada de puertas abiertas, que permitirá al público en general conocer el interior del recinto. 

"Este templo ha servido fielmente a los miembros de la Iglesia en el área de Asia durante más de 20 años", dijo Brent Roberts, gerente del Departamento de Proyectos Especiales de la Iglesia. “Pero como todos los edificios, los sistemas se desgastan y se hacen necesarias actualizaciones y actualizaciones. Este trabajo durante los próximos tres años embellecerá y rejuvenecerá esta hermosa Casa del Señor".

La piedra exterior del templo de cinco pisos será reemplazada, y algunas de las ventanas serán remodeladas. Además, las habitaciones se reconfigurarán para crear una mejor experiencia para el cliente. Esto incluye la renovación de uno de los pisos que se utilizó como centro de reuniones e incorporarlo a la experiencia del templo.

Los trabajadores también tomarán medidas para fortalecer el edificio contra el agua y la humedad. Se instalará un nuevo vidrio artístico, que se adhiere al diseño oriental familiar para los visitantes del templo, y se agregarán nuevas piezas de arte y muebles. El paisaje exterior y las áreas verdes también serán renovadas. Se quitará el campanario existente.

"Estas mejoras se sumarán a la belleza de este magnífico templo", dijo Mark Berry, gerente senior de Proyectos de la Iglesia. "Nuestros arquitectos han trabajado meticulosamente para elaborar planes para preservar y fortalecer esta estructura, y nuestros contratistas locales harán realidad esos planes en los próximos tres años".

Gordon B. Hinckley, presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de 1995 a 2008, dedicó el Templo de Hong Kong, China, el 26 de mayo de 1996. El templo sirve a los Santos de los Últimos Días en China, Singapur, Mongolia y otros países asiáticos. 

"El templo es simbólicamente el corazón de la Iglesia en Hong Kong, donde los miembros de todas partes de la ciudad pueden llegar a él en una hora de viaje en transporte público", dijo Wallace Lam, presidente de la Estaca China de la isla de Hong Kong.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.