Nota de prensa

Presidente Oaks rededica el Templo de Oakland 

En un devocional especial con decenas de jóvenes, el Presidente Dallin H. Oaks alentó a las nuevas generaciones a 'prepararse para una vida larga y productiva'

 

El Presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, rededicó este domingo 16 de junio el Templo de Oakland, California, tras un proceso de remodelación que permite reabrir el recinto que opera desde hace 55 años. 

"Estoy sorprendido por la belleza de lo que se ha hecho en la remodelación del Templo de Oakland. Lo que está aquí es una extraordinaria casa del Señor, de calidad arquitectónica, con calidad en todos los acabados de las distintas salas y con una belleza en general. Es maravilloso, y se acentúa con un arte original extraordinariamente hermoso que se ha agregado durante la restauración", dijo el Presidente Oaks quien estuvo acompañado por el Élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles.

Más de 123 mil de miembros y no miembros de la Iglesia tuvieron oportunidad de conocer el interior del templo durante la jornada de puertas abiertas realizada en mayo y que permitió al público aprender por qué la Iglesia construye templos. 

“Las personas se sienten atraídas, no solo por la belleza de este lugar. Sientes algo cuando entras en los terrenos del templo”, dijo el Élder Bednar. "Y así, puede que no sepan qué es eso, pero ciertamente les gusta. Es más que una imagen hermosa. Hay un espíritu que acompaña a este lugar, y los que no son de nuestra fe se sienten atraídos a eso muy ferte".

El Élder Bednar compartió durante la rededicación el interés especial que guarda sobre el Templo de Oakland, ciudad en la que nació.

"Yo era un niño de 12 años y asistí a la dedicación (inauguración) en 1964 cuando el presidente (de la Iglesia en ese entonces) David O. McKay presidió", dijo el Élder Bednar. “No estamos muy lejos de un área donde el presidente McKay salió del templo después de la sesión de dedicación, y me quedé allí con mi madre esperando la oportunidad de intentar estrecharle la mano. Estar tan cerca y recordar más de 50 años de esa experiencia en mi juventud, es algo surrealista. Es fabuloso. Nunca podría haber imaginado que estaría aquí en este rol y responsabilidad, pero es algo magnífico".

               

Presidente Oaks alenta a los jóvenes a 'prepararse para una vida larga y productiva'

Previo a la rededicación, se llevó a cabo un devocional especial en el que participaron decenas de jóvenes Santos de los Últimos Días, mismo que encabezaron el Presidente Oaks y el Élder David A. Bednar.

Ahí el Presidente Oaks habló sobre la ansiedad que invade a los jóvenes hoy en día.

"Hay aumentos alarmantes en los diagnósticos de ansiedad entre los jóvenes estadounidenses, pero como miembros de la Iglesia Restaurada de Jesucristo, tienen una forma ideal de evitar esta tendencia a nivel nacional".

Dijo que una posible causa de ansiedad entre los jóvenes es la forma en que la tecnología permite que los adolescentes y otras personas se comparen constantemente con otras personas. Él indicó: "tales comparaciones deprimen la autoestima".

"Damos gracias", explicó el Presidente Oaks, "que nuestro Padre Celestial les ha brindado la plenitud de Su doctrina, la Expiación de Jesucristo, y este Templo sagrado al que pueden acudir en busca de fuerzas para combatir a las fuerzas malignas que se enfrentan a ustedes".

"Ustedes son hijos e hijas de un Padre Celestial que los ama, que honra su servicio, que comparte sus preocupaciones y que escucha y responde a sus oraciones", dijo.

Finalmente, el Presidente Oaks alentó a los jóvenes: “No pierdan su visión de la vida eterna. En estos días, como en muchos momentos estresantes del pasado, los jóvenes deben avanzar con optimismo y prepararse para una vida larga y productiva. Guarden los mandamientos. Sirvan en una misión. Obtengan una educación. Tengan hijos. Tengan fe".

Algunos jóvenes Santos de los Últimos Días compartieron sus pensamientos sobre lo que enseñó el Presidente Oaks y sobre la importancia de reunirse para aprender.

"Siento que todo es posible. Siento que podría volver a ver a mi familia (después de la muerte)", dijo Losaline Moa, de 15 años, de Oakland. "Saber que las familias pueden estar juntas para siempre es importante, especialmente cuando las familias son a las que recurres, y son como tu fundación y son las que te apoyan y te traen amor".

El Templo de Oakland, California, es el 13º templo en ser renovado. Fue el segundo templo de la Iglesia en California (después del Templo de Los Ángeles) y actualmente sirve a los Santos de los Últimos Días de 31 Estacas (diócesis) en el norte de California. El templo es uno de los siete recintos en el estado, con un octavo anunciado en la ciudad de Yuba. Actualmente hay 209 templos en funcionamiento, anunciados, en construcción o en proceso de renovación en todo el mundo.

Los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días difieren de las capillas donde los miembros se reúnen para la adoración del domingo. Un templo se considera una "casa del Señor", donde las enseñanzas de Cristo se reafirman a través de las ordenanzas sagradas (matrimonios, bautismos vicarios, entre otros) que unen a las familias por la eternidad. Adentro, los miembros aprenden más sobre el propósito de la vida y hacen convenios para servir a Jesucristo y a los demás.
 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.