Nota de prensa

El Presidente Russell M. Nelson envía un mensaje de Navidad 

El Presidente de la Iglesia invita a las personas a venir a Cristo y experimentar la alegría que gozan sus seguidores

El Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Russell M. Nelson, envió un mensaje de Navidad en donde invita a todas las peronas a acercarse a Cristo y experimentar las bendiciones que se obtienen al recibir su amor infinito.

Por medio de sus cuentas de Twitter e Instagram, el Élder Nelson comunicó la naturaleza de Cristo, la cual “no comenzó en Belén ni terminó en la cruz del Calvario. Él era un Dios antes de venir a esta tierra”.

En su mensaje, el Presidente de la Iglesia instó a todas las personas a buscar a Jesús y acercarse a Él para “experimentar la alegría que envuelve a todos los que están dispuestos a seguir al Señor Jesucristo”.

The life of Jesus Christ neither began in Bethlehem nor ended on Calvary’s cross. He was a God before He ever came to this earth. He was the Jehovah of the Old Testament and became the Christ of the New. He atoned for the sins and sorrows of all mankind in Gethsemane and completed His ultimate sacrifice on a cross at Calvary. He rose again the third day in glorious resurrection. The ending of His mortal life was the beginning of eternal hope and happiness for each of us. He lives! And He loves us more than we can comprehend. Jesus the Christ stands ready to help, heal, and strengthen each of us in His divinely commissioned way. At this Christmas season our thoughts turn to this babe born in Bethlehem. I urge you to seek this Jesus. He truly is the Prince of Peace. I invite you to draw closer to Him and experience the joy that envelops all who are willing to follow the Lord Jesus Christ. As one of His Apostles, I bless you with the ability to receive and feel the infinite love that our Savior and our Heavenly Father have for you. May you have a Christmas filled with peace, love, and joy.

Una publicación compartida por Russell M. Nelson (@russellmnelson) el

Esta es la traducción del mensaje de Navidad del Presidente Russell M. Nelson:

La vida de Jesucristo no comenzó en Belén ni terminó en la cruz del Calvario. Él era un Dios antes de venir a esta tierra. Él era el Jehová del Antiguo Testamento y se convirtió en el Cristo del Nuevo Testamento. Él expió los pecados y penas de toda la humanidad en Getsemaní y completó su último sacrificio en una cruz en el Calvario. Resucitó al tercer día en gloriosa resurrección. El final de su vida mortal fue el comienzo de la eterna esperanza y felicidad para cada uno de nosotros. ¡El Vive! Y nos ama más de lo que podemos comprender. Jesús el Cristo está listo para ayudarnos, sanarnos y fortalecernos a cada uno de nosotros en su forma divinamente comisionada.

En esta época navideña, nuestros pensamientos se vuelven hacia este bebé nacido en Belén. Te insto a buscar a este Jesús. Él realmente es el Príncipe de la paz. Te invito a acercarte a Él y experimentar la alegría que envuelve a todos los que están dispuestos a seguir al Señor Jesucristo. Como uno de sus Apóstoles, te bendigo con la capacidad de recibir y sentir el amor infinito que nuestro Salvador y nuestro Padre Celestial tienen por ti.

Que tengas una Navidad llena de paz, amor y alegría.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.