Nota de prensa

El Templo de la Ciudad de México se abre al público por segunda vez en siete años

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días abre las puertas del Templo de la Ciudad de México al público y lo invita a dar un recorrido guiado por su interior.

Los recorridos con guía se efectuarán a partir del 14 de agosto hasta el 5 de septiembre, los lunes de 9:00 a 17:00 horas y de martes a sábado a partir de las 9:00 hasta las 20:00 horas.

Luego de haber prestado servicio religioso ininterrumpido por 25 años, el templo cerró sus puertas para su primera remodelación en marzo del 2007, abriéndolas de nuevo en octubre del 2008. Se cerraron otra vez en enero del 2014 para una segunda remodelación que duró 19 meses.

El domingo 13 de septiembre del 2015 – 8 días después del último día de la casa abierta – el templo será rededicado formalmente, en una ceremonia de consagración; para lo cual, se llevarán a cabo tres sesiones dedicatorias que contarán con la asistencia de los Santos de los Últimos Días de la región. Otros miembros de la Iglesia participarán en la dedicación por transmisión satélite en centros de reuniones por todo el país.

Después de su rededicación, continuará abriendo sus puertas a más de 384,100 miembros de la Iglesia, que viven en la Ciudad de México y los estados de Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Estado de México.

Actualmente hay 147 templos dedicados y en funcionamiento por todo el mundo. El Templo de la Ciudad de México fue el primero de los 12 templos construidos en la República Mexicana y fue dedicado inicialmente el 2 de diciembre de 1983. Actualmente hay otro templo en proceso de construcción en Tijuana.

Los templos de los Santos de los Últimos Días se consideran Casas del Señor, un lugar de santidad y paz aparte de las preocupaciones del mundo. Proporcionan un lugar donde los miembros de la Iglesia hacen promesas y efectúan compromisos formales con Dios. También son el lugar donde se administran los mayores sacramentos de la fe: el matrimonio y el “sellamiento” de las familias por la eternidad. Los templos son diferentes a los centros de reuniones y capillas, donde los miembros se congregan para sus servicios religiosos dominicales.

Esta remodelación del Templo de la Ciudad de México se enfocó en nuevos acabados interiores, incluyendo mármol extraído de España y fabricado en China; talla nueva de la alfombra en el Salón celestial con diseño mesoamericano; otros diseños geométricos mesoamericanos por todo el interior; vitrales nuevos que coordinan con los mismos diseños mesoamericanos; puertas nuevas de roble y bronce fundido; y carpintería que incluye columnas talladas con el diseño de la cascada que tiene el exterior del templo y frisos con el mismo diseño cesta-teje que rodea el exterior del templo. Se hizo una limpieza exterior completa para mejorar su aspecto.

La historia de la Iglesia en México se inició en 1875, cuando Brigham Young, entonces líder mundial de la Iglesia, envió a Daniel Jones junto con un pequeño grupo de misioneros a la Ciudad de México en donde distribuyeron folletos a varios líderes mexicanos. Uno de esos folletos llegó a manos de Plotino Rhodacanaty quien al poco tiempo se convirtió en el primer miembro de la Iglesia en la Ciudad de México.

El 13 de noviembre de 1879, la primera congregación de la Iglesia en la Ciudad de México fue organizada con Plotino Rhodacanaty como su líder.

Hoy en día la Iglesia cuenta con 230 estacas (similares a diócesis), lo que hace un aproximado de 1,368,475 miembros de la Iglesia a lo largo de todo el país. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.