Nota de prensa

Templo de St. George, Utah, cerrará por remodelación

El recinto, que opera desde hace 150 años, tendrá una extensa remodelación estructural, mecánica, eléctrica, de plomería y acabado

 

El Templo de St. George, Utah, de 150 años de antigüedad, cerrará a partir del 4 de noviembre próximo para una extensa remodelación estructural, mecánica, eléctrica, de plomería y acabado, anunció este miércoles 22 de mayo La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. 

En una conferencia de prensa realizada en el Centro de Visitantes del templo, ubicado en la ciudad de St. George, al sur de Utah, se informó que se prevé su reapertura para el 2022, con una rededicación y una jornada de puertas abiertas que permita al público en general visitar el recinto.

"Este es uno de los templos más hermosos e importantes de la Iglesia", dijo Brent Roberts, director del Departamento de Proyectos Especiales de la Iglesia. 

Los Santos de los Últimos Días han adorado aquí durante casi 150 años. Sin embargo, el edificio se ha desgastado con el tiempo, y una vez más es hora de actualizar y fortalecer esta estructura histórica para que la disfruten las generaciones futuras", explicó. 

En la conferencia de prensa, los representantes de la Iglesia compartieron planos del sitio y diseños del proyecto interior y exterior. 

Como parte de la renovación, se mejorará la cuadra por completo con banquetas, jardines, fuentes de agua y árboles de sombra. Se agregará una nueva salida y una plaza para novias al lado este del anexo, y se hará también una nueva entrada y salida de bautisterio en el lado sur del templo.

La parte superior del anexo existente será demolida y reemplazada con un diseño que complementará la estructura histórica. También, se realizarán actualizaciones sísmicas agregando acero a las vigas de madera originales del templo y se realizará una excavación alrededor de los cimientos del recinto para instalar nuevos sistemas mecánicos de calefacción y refrigeración.

"Esta renovación se llevará a cabo con los mejores materiales y mano de obra disponibles", dijo Andy Kirby, director de Renovaciones Históricas del Templo. "El proyecto terminado se convertirá en una parte preciada de la comunidad y se sumará a la rica historia de este magnífico templo en el sur de Utah".

Un Templo de la era pionera 

El Templo de St. George en Utah es uno de los edificios de mayor importancia histórica de la Iglesia. La construcción comenzó en noviembre de 1871, y se dedicó el 6 de abril de 1877. Desde entonces, ha sufrido varias renovaciones significativas. La cúpula fue reemplazada en 1883 después de que le cayera un rayo; ese mismo año se agregó el primer anexo. 

Las renovaciones adicionales se completaron en 1917, 1938 y 1975. En 1999, se renovó el bautisterio. (Más información sobre la historia del templo está disponible aquí).

“El Templo de St. George representa la devoción, el sacrificio y la fe de los primeros miembros de la Iglesia. Este templo fue construido a mano en el desierto como una expresión de su fe ", dijo Emily Utt, curadora de Sitios Históricos del Departamento de Historia de la Iglesia. "Creemos que los planes actuales para preservar, restaurar y renovar este lugar sagrado honrarán a aquellos que vinieron antes y también mejorarán la seguridad y la función del templo para los miembros".

El Templo de St. George, Utah, presta servicio a los Santos de los Últimos Días en el sudoeste de Utah y partes de Nevada y Arizona. Durante la renovación, los miembros están invitados a asistir a otros templos cercanos en Cedar City, Utah, y Las Vegas, Nevada.

"Estos templos están trabajando para prepararse y servir a la membresía adicional durante el cierre y renovación del Templo de St. George Utah", dijo Michael Suhaka, director administrativo del Departamento de Templo de la Iglesia. “Haremos todo lo posible para acomodar y dar la bienvenida a aquellos que desean adorar en la casa del Señor. Esperamos con interés la finalización de la renovación de este templo histórico y los próximos eventos públicos para su reapertura". 

El proyecto cambiará algunos aspectos de la manzana del templo. Se restringirá el acceso público y se cerrarán algunas aceras. Además, algunas avenidas estarán cerradas temporalmente para la construcción de servicios públicos. El Centro de Visitantes del Templo permanecerá abierto durante la construcción, pero no habrá acceso al sitio del templo durante ese tiempo. La exhibición anual de luces de Navidad no llevará a cabo durante la construcción.

"Muchos años de planeación preceden a esta renovación mayor en el templo de St. George", dijo Chris Robbins, gerente principal de proyectos. “Hemos tenido mucho cuidado de considerar a los usuarios, la funcionalidad del edificio y el sitio sagrado en el que reside. Nos hemos guiado por la importancia histórica de este gran templo de la era pionera y el lugar de importancia que ocupa en el estado de Utah".

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.