Tema de interés público

Toda persona debe gozar de libertad religiosa

La libertad religiosa o libertad de conciencia, es fundamental para la salud de una sociedad diversa.

La Libertad de religión es un derecho humano fundamental que protege la conciencia de todas las personas. Permite pensar, expresar y actuar de acuerdo a lo que creemos profundamente. Pero en todo el mundo esta libertad está erosionando. Iglesias, organizaciones religiosas e individuos encuentran un aumento en  restricciones al participar en la plaza pública, expresan sus creencias o sirven en la sociedad. Pero hay mucho que los miembros de la Iglesia y personas de buena voluntad pueden hacer para preservar y fortalecer la libertad religiosa.

La libertad religiosa o libertad de conciencia, es fundamental para la salud de una sociedad diversa. Le permite a las diferentes religiones y creencias florecer. De igual forma protege los derechos de todos los grupos e individuos, incluyendo los más vulnerables, ya sea religioso o no.

La libertad religiosa es parte de las enseñanzas y la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La iglesia tiene un compromiso especial con la libertad religiosa. Durante casi 200 años líderes Mormones han enseñado la importancia de la libertad religiosa para todos: "reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: que adoren cómo, dónde, o lo que deseen."

La religión tiene un lugar vital en la sociedad. Para ejercer su influencia positiva, personas y organizaciones religiosas necesitan espacio físico, social y legal para practicar su religión. Toda voz legal debe tener audiencia en la plaza pública; ni las voces religiosas ni seculares deben silenciarse. La religión no es sólo adoración privada; se trata de una expresión pública sobre cuestiones sociales y morales.

Libertad religiosa es tanto un deber como un derecho. Tanto la civilidad y la libertad religiosa dependen mutuamente y conforman una obligación  basada en la dignidad de cada persona. Personas y organizaciones religiosas son responsables de presentar sus puntos de vista de manera razonable y respetuosa.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.