Tema de interés público

Tres actividades que los Santos de los Últimos Días practican para fortalecer a la familia

Uno de los propósitos más importantes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es por supuesto la fortaleza y el bienestar de las familias, objetivos que se logran entre los miembros gracias a tres sencillas actividades que se han convertido en una clave para mejorar la comunicación y confianza familiar.
A través de la Noche de Hogar, entrevistas personales y Concejos Familiares los miembros de la familia logran expresar diferentes inquietudes, así como fortalecer los principios que se buscan enseñar en el hogar.
   
Noche de Hogar
El programa de la Noche de Hogar comenzó en 1915, cuando el entonces Presidente de la Iglesia, Joshep F. Smith, invitó a los miembros a reunirse en familia una hora a la semana para instruir diversos temas como: problemas éticos de la vida, deberes y obligaciones de los hijos hacia los padres, el hogar, la Iglesia, la sociedad y la nación.
La metodología es fácil: 
- Dedicar un día y hora fija a la semana para llevar a cabo la Noche de Hogar. Tradicionalmente las familias Santos de los Últimos Días han establecido los lunes por la noche para llevar a cabo esta actividad familiar. 
- Asignar una lección a un miembro de la familia, quien será el responsable de llevar a cabo la actividad. 
- Enseñar la lección y después hacer un pequeño juego que refuerce la enseñanza.
- Terminar con un pequeño refrigerio.
Entrevistas personales entre padres y/o los hijos
Todos los miembros de la familia son diferentes y hay aspectos que se deben tratar por separado. La oportunidad de que el papá, la mamá, la abuelita, o quien sea cabeza de familia se entreviste de manera privada con los diferentes miembros de la familia permite para tener una mejor empatía.
Estas entrevistas pueden tener una periodicidad específica, como el día de su cumpleaños o en fechas especiales, además de cuando se esté pasando por una situación difícil.
Consejos Familiares
Los Consejos Familiares son reuniones en donde se convoca a los miembros de la familia para atender una situación especial que puede representar cambios drásticos, apoyo para un integrante o alguna situación que requiera la voluntad de todos.
En este Consejo se expone la problemática y se escucha la opinión de todos lo presentes, así como las diferentes soluciones que se proponen.
Los Consejos Familiares son esenciales cuando un miembro de la familia atraviesa por problemas con adicciones, cambios en el estatus laboral del proveedor de recursos de la familia, crisis emocionales u algún otro tipo de problemas.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.