Noticia

Unión Nacional Cristiana por la Familia se pronuncia frente a propuesta de ley

Inicia movimiento de unidad cristiana más grande de México

Esta mañana la Unión Nacional Cristiana por la Familia, conformada por más de 2 mil iglesias que representan a 7 mil congregaciones cristianas de México, se pronunciaron en conferencia de prensa frente a la propuesta de ley para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El comunicado fue leído por el Obispo Presidente de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, Samuel Sánchez Armenta; el Superintendente de la Iglesia de Dios en México del Evangelio Completo, Julio César Meléndez Olguín y el Primer Consejero de Área México de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México, Élder Paul B. Pieper, quienes compartieron el presídium con el Representante de Pastores de Baja California Sur, Mtro. Jorge Pasalagua; el Representante de las Alianzas Evangélicas de Pastores de Baja California, Guillermo Montaño García; el Secretario General de la Iglesia Apostólica en México, Lic. Felix Gaxiola Inzunza; el Administrador General Joel Segovia Fraine y el Administrador de la Iglesia para Estados Unidos, Obispo Isaac López. Líderes religiosos acompañados de sus esposas estuvieron de pie detrás del presídium. 

                                               

 UNION NACIONAL CRISTIANA POR LA FAMILIA

"México es una nación a favor del matrimonio"

DEBIDO AL RECIENTE ANUNCIO DEL EJECUTIVO FEDERAL PARA LEGALIZAR EL MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO EN TODO EL PAIS, ENFATIZAMOS LA POSTURA DE LAS IGLESIAS CRISTIANAS.

Quienes estamos aquí y muchos otros que nos han dado su aval, representamos a más de 7000 Congregaciones cristianas. En primer lugar afirmamos que la familia es ordenada por dios y que el matrimonio debe realizarse entre un hombre y una mujer y que los niños tienen el derecho a tener un padre y una madre para cumplir con su destino divino.

Nos manifestamos a favor de la familia

Creemos que el modificar la Carta Magna de nuestra nación debe ir en concordancia de un ambiente social incluyente para todos  y no discriminando a los mexicanos por sus  creencias religiosas o convicciones personales. Queremos  un México que reconozca el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

México es una nación a favor del matrimonio que reconoce la unión esencial entre un hombre y una mujer. Es el único vínculo indisoluble que garantiza y protege el supremo interés del bienestar del niño. El 70%  de La Población Mexicana Rechaza la Adopción, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS).

Consideramos que la única figura que protege que los futuros mexicanos crezcan en un ambiente idóneo para su sano crecimiento es el matrimonio, reconocemos este matrimonio como la unión legítima y legal entre un hombre y una mujer.

Consideramos es irresponsable y que violenta los derechos del niño modificar el concepto que todos los mexicanos, antropológica y religiosamente, vivimos en el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.

México es una nación que reconoce el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer y reprobamos que este vínculo esencial se modifique en nuestra Constitución.

Los niños y las niñas  necesitan un padre y una madre para su sano desarrollo y la figura del matrimonio es la única que garantiza ello.

México es un país eminentemente cristiano, por ello constituye un grave atentado contra la libertad  religiosa el imponer una visión que los mexicanos no aceptamos modificando la institución del matrimonio.

Los futuros mexicanos solo provienen de la unión esencial entre un hombre y una mujer y la única figura que los protege es el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Creemos que ninguna iniciativa de ley presentada por el ejecutivo, partido o legislador alguno debe ser discutida sin tomar en cuenta el sentir de la población: el presidente de la república, los diputados y senadores, los gobernadores, presidentes municipales y alcaldes deben a sus electores respeto y están obligados a tomar en cuenta el beneficio de la mayoría, a ellos se deben y con ellos están comprometidos:

Ni una ley más sin el consenso de la mayoría.

Los mexicanos no permitiremos la imposición y el autoritarismo en el quehacer legislativo de nuestro país.

A los Legisladores les hacemos un llamado a que consideren seriamente que no debe pasar ninguna ley que atente contra las instituciones que dan solidez a nuestra sociedad mexicana.

 Esta iniciativa para nombrar matrimonios a la unión entre personas del mismo sexo no cuenta con el respaldo de la mayoría de la sociedad.

Sí a la protección legal y jurídica para las uniones entre personas del mismo sexo. Pero sin trastocar a la institución matrimonio que es la que le da solidez a la sociedad mexicana.

¿Por qué vulnerar a la única institución que puede ayudar a regenerar el tejido social?

Nos manifestamos por el respeto real e irrestricto a todas las personas, sin discriminación por su preferencia sexual.

Leyes efectivas y sólidas, con sustento social, no cortinas de humo con iniciativas absurdas que contravienen el sentir de la mayoría, es lo que exigimos.

Durante el tiempo de preguntas y respuestas Jorge Pasalagua declaró que “El tema más importante del país debe ser consultado por todos los mexicanos”. Se destacó que esta Unión Nacional esta contemplando movilizaciones a nivel nacional en cada congreso local, así como el uso de las redes sociales. Por su parte, eÉlder Paul B. Pieper declaró “Buscamos balance en el derecho de todos. Al darle derechos a unos, tenemos que ver cómo se daña a los demás. En este caso, la propuesta concede derechos a un porcentaje del 1 o 2 por ciento de la población mexicana, ¿cómo va a afectar al 95% de los que somos creyentes"?

Guillermo Montaño aclaró que no sólo se dirigen en un sentido religioso, sino que se basan en aspectos biológicos, antropológicos, psocológicos, sociales y en sentido de razonamiento y de democracia, apelando a la razón.

Julio César Olguin enfatizó que buscan el “Respeto a las minorias sin que haya discriminación a la voz de las mayoría de los mexicanos. Creemos que la iniciativa del presidente es nociva para las familias y para las generaciones futuras de México… la inicativa de ley tiene efectos colaterales que son con los que no estamos de acuerdo".

Al finalizar la conferencia de prensa, el Dr. Arturo Manuel Díaz de León, Director General de Asociaciones Religiosas de la SEGOB, aclaró que los argumentos religiosos tienen un espacio al debatir la ley propuesta por el ejecutivo federal y que las asociaciones religiosas están en pleno derecho de manifestar su pensamiento y de argüir, “el estado laico no es de principio antirreligioso o anticlerical”. Explicó que el estado laico es de principio de libertad, para que el que quiera tener una creencia religiosa la tenga y el que no, sea libre de no tenerla, por lo que son válidas todas las expresiones y refirió el artículo 24 constitucional de la libertad religiosa y culto público y privado.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.